Aciertos y desaciertos de Ollanta Humala en el Proyecto Conga

Desde que Ollanta Humala fue elegido por la población peruana como presidente de la República, ha tenido que lidiar con los pobladores cajamarquinos y la minera Yanacocha para tomar la decisión más acertada  respecto al Proyecto Conga.

Por: Carla Gutiérrez Meza

Con un discurso donde señaló que se priorizaría el medio ambiente y conservar el ecosistema, Humala llegó a ganar las elecciones presidenciales 2011. Sin embargo, los primeros días de agosto del mismo año informó su aprobación al proyecto minero.

Aproximadamente 11 meses después como jefe de Estado, el primer mandatario continúa enfrentando sin ninguna otra opción la bomba de tiempo que dejó el gobierno del ex presidente Alan Garcia. Cabe recalcar que faltando una semana para que el ex mandatario ceda su cargo, dio luz verde al Proyecto Conga, situación que actualmente es un conflicto socioambiental sin fin.

La multinacional Newmont, logra sorprender con la cantidad que invertirá para concretar su proyecto, monto que se aproxima a los 4 800 millones de dólares. Prometiendo generar puestos de trabajos a los moradores de la zona y ayudar a que la región cajamarquina se desarrolle, seduce varios políticos y sobretodo a Humala.

Tras la aceptación del actual presidente al proyecto acuífero, el pueblo de Cajamarca y sus dirigentes empiezan a oponerse a la decisión tomada alegando que el Estudio de Impacto Ambiental. Gregorio Santos hizo recordar al presidente que se  había comprometido a crear una Autoridad Autónoma Regional que hasta el momento no se ha llevado a cabo.

Salomón Lerner, ex jefe de gabinete, y el ex presidente del Ministerio de Ambiente, Ricardo Giesecke, viajan a Cajamarca en representación del Gobierno, pero no consiguen diálogo con las autoridades ni dirigentes regionales de la zona.

El 9 de noviembre del 2011 se acata un paro de 24 horas en la región cajamarquina. Luego anuncian un paro indefinido para el 24 del mismo mes. Ollanta Humala declara al departamento de Cajamarca en estado de emergencia. A su vez, se siente presionado por las manifestaciones de la población y su Gobierno es duramente criticado.

“Déjenme demostrarles que si se puede tener oro y agua a la vez”, esa fue la frase que dijo Humala tras el acalorado clima que se vivía en Cajamarca. Mientras que la situación en el norte era caótica, Óscar Valdés asume el cargo de Salomón Lerner a partir del 11 de diciembre del 2011.

Luego de 44 días, finalizan paro en Cajamarca. El mandatario levanta el estado de emergencia y exhorta a las autoridades de la zona cajamarquina a entablar diálogo. A pesar de la propuesta, no se consolidó.

Finalizando el año 2011, Ollanta Humala ordena realizar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental, para que los cajamarquinos dejen de lado los temores de ser víctimas de la poderosa minera, se ordena ha realizar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental.

A mediados de abril del 2012, el peritaje señala que el Proyecto Conga no dañaría el ecosistema. Dado este estudio por expertos internacionales, Humala presenta condiciones a Yanacocha para que empiece a operar.

Pobladores de Cajamarca ponen en tela juicio el estudio y presumen que no habría sido hecho transparentemente. Esto fue motivo suficiente para que la bomba explote. A finales de mayo se inicie un paro indefinido liderado por Gregorio Santos, quien posteriormente incitó a la población de sacar a Humala del cargo que asume.

Una gira por Europa en medio de una crisis social que se estaba ocurriendo, incrementó como viento en popa los calificativos en contra del presidente y dejando en el aire el futuro del proyecto minero.

Al retornar a Perú, Ollanta Humala se reúne con funcionarios de la Yanacocha, donde la minera informa que acepta todas las condiciones dadas para poder realizar el ambicioso Proyecto Conga.

Después de conocerse la posición de la empresa transnacional, autoridades cajamarquinas solicitaron también reunirse con Ollanta Humala para exponerle sus planteamientos. Por otro lado, el paro continúa sin intención de dar su brazo a torcer.

Se han cumplido 23 días de paro en Cajamarca y Ollanta Humala está próximo a volver dar luz verde al proyecto minero. Luego de numerosos estudios ambientales y  planes de diálogo para calmar el clima de tensión, el presidente no ha logrado apaciguar un conflicto socioambiental que heredó de su antecesor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: