Tierra y Libertad

La reciente captura del ex sacerdote y líder del movimiento Tierra y Libertad, Marco Arana, impactó a muchos desde las razonas que este fue encarcelado hasta la forma violenta que la policía procedió para su detención.

Pero, ¿Cómo ocurrió que el movimiento Tierra y Libertad se compenetró tanto con la población cajamarquina que uno de sus líderes llegó a parar a la cárcel?

Por: Carla Gutiérrez Meza

El primer pronunciamiento del movimiento político defensor del ecosistema fue el 24 de noviembre del 2011, días antes de que el pueblo de la región cajamarquina decidiera llevar a cabo un  paro indefinido para oponerse a la aprobación del proyecto Conga.

Junto a las organizaciones sociales como Fuerza Social y Nueva Izquierda manifestaron que apoyan el impedimento para que el proyecto minero no se concrete y el bienestar de la ecología se priorice. A su vez, hizo un llamado de conciencia a las autoridades que den luz verde al proyecto de Yanacocha debido estarían imponiendo erradamente.

Tras ninguna respuesta, ni cambio de decisión por parte del Gobierno el movimiento Tierra y Libertad decide apoyar las protestas de Cajamarca convocando a un plantón manifestando su rechazo al proyecto acuífero.

Para febrero del 2012 Marco Arana invita a participar a la Marcha Nacional del Agua en protesta del proyecto Conga, de igual forma lo hizo Joel Camargo, dirigente de Tierra y Libertad, incitando a unir fuerzas desde diferentes partes de Perú. Para lograr un mayor número de protestantes, en el blog  del movimiento político se anunció en francés la convocatoria para oponerse a la aprobación del Gobierno.

Marco Arana continúo diariamente en contacto con el pueblo de Cajamarca, enfrentando dimes y diretes con autoridades del Ejecutivo.  El integrante de Tierra y Libertad  y Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca, se convirtieron en los íconos de la oposición del Gobierno peruano, acaparando primeras planas.

“No existe transparencia en el informe del peritaje al proyecto Conga”, señaló Marco  Arana sobre el último Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Con frases como esas, todo el pueblo de Cajamarca lo respaldaba y formaban una fuerza más compacta para querer detener el proyecto Conga.

Con estos sucesos ocurridos que fueron liderados por el representante de Tierra y Libertad, se le acusó como uno de los responsables de fomentar las protestas en Espinar, lugar que también vivía un conflicto minero por la empresa Xstrata Tintaya. Sin embargo, no se le encontraron pruebas que afirmen la acusación.

El acontecimiento del último miércoles, primer día ser declarado en emergencia en Cajamarca, Marco Arana es detenido por 12 policías cuando se encontraba sentado en un parque de la ciudad con un cartel que decía “Agua sí, oro no”.

Las razones de su intempestiva captura fueron porque estaba prohibido el tránsito y la libertad de reunión, reglas que el ex sacerdote no cumplió dando pie a su detención. Con menos de 24 horas, pudo lograr su liberación aproximadamente a la 1 de la madrigada, dando testimonio de haber sido víctima de golpes y  maltratos por parte de los policías.

A pesar de todo ello, Marco Arana parece ser un hombre de fierro que no parará hasta cometer su único objetivo, impedir el proyecto minero.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: